¿Superestrella o microembajador?

Cada año las marcas de relojes invierten una media de entre el 10 y el 20% de sus ganancias en marketing, un tercio de las cuáles están dedicadas al patrocinio. Esta última se considera una de las técnicas de marketing que más rentabilidad aporta.

El sueño americano ha muerto

A día de hoy, los nombres más grandes son los que ganan mayor reconocimiento. En estos tiempos de globalización parece lógico tener embajadores de alcance internacional. Excepto porque cada vez más vemos una necesidad creciente de proximidad y accesibilidad. Las estrellas intocables no capturan la imaginación como lo hacían antes.

El embajador del futuro

En lugar de las superestrellas, creemos que el futuro pertenece a los microembajadores. Gente importante a escala humana con un aire local. Siguiendo esta lógica, hace algún tiempo lanzamos un llamamiento al talento entre los miembros de nuestra comunidad. Así es como Nigel Bailly, un joven piloto de carreras parapléjico, terminó poniéndose en contacto con nosotros. Su historia nos conmovió, y se convirtió en el primer embajador de CODE41.

Nigel Bailly

Piloto de carreras

Primer embajador de CODE41

Nigel es una de esas personas que sigue adelante y no deja que ni la más trágica de las circunstancias se interponga en su camino. 

Leer más